La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

23 de septiembre de 2021

Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano

Ha tenido lugar hoy, en el salón de actos de la Biblioteca Nacional de España un encuentro sobre la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano (BDPI), con motivo del Año Iberoamericano de las Bibliotecas que se celebra este año 2021, según fue declarado en la XX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura de Iberoamérica, que se celebró en 2019.

La Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano es un recurso de enorme importancia para los investigadores, ya que reúne en un solo repositorio documental, los enlaces a los fondos digitales existentes en 17 bibliotecas nacionales iberoamericanas, a las que próximamente se unirán muchas otras, enlazando sus riquezas patrimoniales y permitiendo un acceso rápido desde un único punto de consulta. Este proyecto  fue impulsado por la Asociación de Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica (ABINIA), siendo la Biblioteca Nacional de España la encargada de la creación de este portal, que fue presentado en el año 2012, en el marco de la XXIII Asamblea de la ABINIA.

En la presentación del proyecto, han intervenido esta tarde la directora de la Biblioteca Nacional de España -doña Ana Santos Aramburo-, la directora de ABINIA y de la Biblioteca Nacional de Colombia -doña Diana Restrepo- y la directora de la División de Procesos y Servicios Digitales de la Biblioteca Nacional de España -doña Mar Pérez Morillo-. Además, han intervenido mediante conexión remota, don Roberto Aguirre Bello -jefe del Departamento de Colecciones Especiales y Digitales de la Biblioteca Nacional de Chile- y don Pablo Gerardo Mora Pérez Tejada -director de la Biblioteca Nacional de México-. 

A través de sus interesantes intervenciones, hemos podido conocer el estado actual de este relevante proyecto cultural y los planes para el futuro de la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano, herramienta imprescindible para acceder desde un único lugar a las colecciones digitales que pertenecen a las principales bibliotecas iberoamericanas.

El encuentro ha sido retransmitido en directo por el canal Youtube y podrá accederse próximamente al video desde el sitio web de la Biblioteca Nacional de España.

En este enlace puede accederse a la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano

 

17 de septiembre de 2021

XII Coloquio Internacional de Genealogía

La Academia Internacional de Genealogía es una institución fundada en Turín el 22 de septiembre de 1998 y presidida por el Dr. Michel Teillard d'Eyry. Su fin es reunir a especialistas competentes en genealogía que representen las diferentes áreas culturales del mundo, así como promover y coordinar estudios genealógicos a nivel internacional y reuniones académicas a escala mundial para elevar la Genealogía al estatus de una verdadera rama de las ciencias sociales. Formo parte de la prestigiosa Academia Internacional de Genealogía como Miembro Asociado.

La Academia Internacional de Genealogía es miembro de la Confederación Internacional de Genealogía y Heráldica. Esta reconocida institución fue fundada en Bruselas el 13 de noviembre de 1971 y su presidente es el Dr. Pier Felice degli Uberti. Su fin es establecer lazos duraderos de colaboración entre instituciones que tengan como objeto el estudio de la Genealogía y la Heráldica, así como defender los intereses del mundo genealógico y heráldico ante los organismos oficiales nacionales e internacionales. 

Formo parte de la Confederación Internacional de Genealogía y Heráldica como Consejera de su Consejo de Administración, a propuesta de su presidente y a título personal, sin estar adscrita para este cargo a ninguna institución de carácter genealógico, atendiendo exclusivamente a mi vinculación establecida desde hace varias décadas con muchas de las principales instituciones de carácter genealógico y heráldico de Iberoamérica.

La Academia Internacional de Genealogía, con la colaboración del Istituto Araldico Genealogico Italiano, la Federazione delle Associazioni Italiane di Genealogia, Storia di Famiglia, Araldica e Scienze Documentarie, la International Federation of Schools of Family History, el Istituto Araldico Genealogico Sammarinese y el Institut International d'Études Genealogiques et d'Histoire des Familles, organiza entre el 6 y el 9 de octubre próximos el XII Coloquio Internacional de Genealogía, bajo el lema de "Pandemias, Guerras y Catástrofes en Genealogía y en la Historia de las Familias". 

El XII Coloquio cuenta, además, con el patronazgo de prestigiosas instituciones oficiales y culturales italianas como son la Regione Siciliana, la Regione Siciliana Assessorato dei Beni Culturali e dell'Identità Siciliana, la Università degli Studi di Messina y la Città di Messina.

La parte académica de este prestigioso Coloquio será desarrollada en el Teatro Vittorio Emanuelle de Mesina y, además, serán realizadas importantes actividades sociales con visitas a lugares emblemáticos de esta ciudad como son la Iglesia de la Santissima Annunziata dei Catalani, la Iglesia de San Giovanni di Malta, el Museo del Tesoro di San Placido y una excursión a  la ciudad de Taormina en Sicilia.

Para más información sobre el programa y otros detalles del XII Coloquio Internacional de Genealogía pueden seguirse los siguientes enlaces:

Academia Internacional de Genealogía

Confederación Internacional de Genealogía y Heráldica


12 de septiembre de 2021

El Libro de la Patria

Desde fines del siglo XIX, España fue mostrando cada vez más su debilidad militar frente a diferentes países que disputaban sus territorios. En 1898, la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas fue un enorme varapalo a la autoestima nacional, que continuó decayendo a lo largo de las siguientes décadas y recibió el golpe de gracia en 1921 con el desastre de Annual, batalla librada en la guerra del Rif en la que el ejército español sufrió más de diez mil bajas humanas. A todo ello venía a sumarse el cada vez más conflictivo nacionalismo catalán, que se había convertido en una seria amenaza para la integridad nacional.

César Silió Cortés
 

El titular del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, entre agosto de 1921 y marzo de 1922 fue el conservador don César Silió Cortés (1865-1944), quien nada más llegar al Gobierno de Maura presentó a Alfonso XIII un proyecto de ley que fue aprobado el 9 de septiembre de 1921, disposición legislativa que pretendía inculcar desde la infancia a través de la educación escolar el concepto de Patria. El fin que perseguía el ministro era que los niños aprendieran a amar la tierra en la que habían nacido y donde vivían y que sintieran el impulso de servirla, forjando así el espíritu nacional. Silió expresaba la necesidad de arraigar en el entendimiento y en el corazón del niño desde la escuela los conceptos que le llevaran a amar la Patria "admirándola y comprendiéndola, sabiendo amarla con visión geográfica e histórica" y brindando a los niños una visión completa, no solo del pasado y del presente sino de los tiempos venideros, y que encerrara todas las realidades de la vida nacional.

Para conseguir este fin, el ministro creía que no había ningún medio más eficaz que la lectura de obras en las que fueran presentados los hechos gloriosos de nuestros mayores, las aportaciones de España al progreso mundial y las principales realidades de la vida del tiempo en el que vivían. Ponía como ejemplo a Francia e Italia, donde esta clase de pedagogía moralista había tenido éxito, incubando el patriotismo en los niños en la escuela, ejemplo que también debía seguir España.

Para ello propuso que se convocara un certamen para concurrir al "Libro de la Patria", donde se presentaran los autores  con sus obras que dieran a conocer a los niños lo que era y representaba España y que hicieran amar a su país. La obra ganadora se declararía de texto y lectura obligatoria en todas las escuelas nacionales, recibiendo un premio de 50.000 pesetas y 25.000 pesetas la que quedara en segundo lugar. Para su concesión se conformaría un jurado de siete miembros que elegirían a su presidente, procedentes de las Reales Academias de la Lengua, de la Historia y de Ciencias Morales y Políticas, un consejero del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, un catedrático de la Universidad Central, un profesor de la Escuela de Estudios Superiores del Magisterio y un periodista en representación de la Asociación de la Prensa. Las cantidades necesarias para el cumplimiento del Real Decreto serían consignadas en los presupuestos de este Ministerio.

Al certamen fueron presentados 63 trabajos cuyos autores no se dieron a conocer y algunos llevaban títulos tan sugerentes como: "España, sobre todo", "El salvamento de la civilización está en España", "Todo por la Patria", "Hidalguía", "La Patria es nuestra madre", "España se llama mi noble nación", "Por la Patria y por la verdad", "Es dulce y bello morir por la Patria", "Alma española", "El honor patrio español" y "Todo amor es pequeño para nuestra España", entre muchos otros del mismo estilo.

La misión de Silió el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes fue efímera, ya que el 1 de abril de 1922 la cartera pasó al conservador don Tomás Montejo y Rica. Durante su mandato continuó adelante la convocatoria del certamen, nombrando a los miembros del jurado calificador y ampliando el plazo para que emitiera su informe hasta el 15 de febrero de 1923. Una vez terminado este plazo, se conoció que el premio había quedado desierto por una Real Orden del 27 de marzo de 1923; el informe emitido indicaba que ninguno de los trabajos presentados reunía las condiciones requeridas, pero reconociendo que entre ellas había algunas obras verdaderamente estimables. Sin embargo, lo cierto es que el certamen tuvo que deshacerse por no haber sido aceptada la partida incluida en el presupuesto del Ministerio por ser considerada ilegal, lo que provocó que en la prensa se dedicaran amplias críticas al ministro Silió y a quienes habían participado en la creación de este certamen, proponiendo incluso que fueran indemnizados quienes se habían presentado al mismo.


Durante los siguientes años fueron publicados en España algunos de los trabajos presentados a este certamen y surgieron otros desarrollados bajo el mismo concepto. Entre ellos y para servir de ejemplo, quisiera citar el titulado: La Patria española: Libro de lectura para las escuelas, propio para desenvolver en el corazón de los niños el sentimiento patrio, obra del pedagogo don Ezequiel Solana (1863-1931), que fue publicado en seis ediciones desde 1928. El autor defendía que para que llegaran a la mayor parte de los niños los libros que despertaran en ellos el amor a la patria, era necesario que estos pudieran ser adquiridos con facilidad cuidando la forma literaria, las ilustraciones y la elegancia, pero sin olvidar conceptos como la sencillez y baratura.

Esta curiosa obra, representativa de una época y de un sistema pedagógico que tuvo amplia aceptación en Europa, puede ser descargada en este enlace.


9 de septiembre de 2021

Libros y autores en el Virreinato del Perú


Hoy he asistido en el Instituto Cervantes de Madrid, como invitada del embajador del Perú en España -don Claudio de La Puente- y del agregado cultural de esta Embajada -don Alonso Ruiz Rosas- a la inauguración de la magnífica exposición, comisariada por el último y por la filóloga doña Marta Ortiz Canseco, titulada: "Libros y autores en el Virreinato del Perú. El legado de la cultura letrada hasta la Independencia". El acto de inauguración ha sido presentado por el director del Instituto Cervantes -don Luis García Montero-, con la participación de la directora de la Biblioteca Nacional de España -doña Ana Santos Aramburo-, del embajador del Perú en España y de los comisarios de la exposición.

Esta muestra ha sido organizada por el Instituto Cervantes, el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones exteriores del Perú y por la Biblioteca Nacional de España, conteniendo principalmente fondos procedentes de esta Biblioteca, pero también de otras instituciones como la Real Academia Española, la Fundación Lázaro Galdiano, la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque (Montilla) y otras relevantes colecciones públicas y privadas. En ella se presentan más de un centenar de obras manuscritas e impresas a las que se suman una selección de mapas, cuadros e ilustraciones desde 1584 hasta la actualidad y que podrán contemplarse en la sede de este Instituto hasta el próximo 5 de diciembre. 


Catálogo de la exposición

Ha sido publicado también el Catálogo de la exposición, preciosamente editado, presentando textos de los comisarios y de otros especialistas actuales o ya fallecidos, que tratan de diferentes temas englobados en los diez apartados de la exposición. En ellos se hace un recorrido desde los inicios de la cultura letrada en el Perú con figuras como el inca Garcilaso de la Vega,  Felipe Guaman Poma de Ayala e igualmente algunos autores indígenas del siglo XVII que escribieron en los Andes. Otros capítulos tratan de las lenguas nativas, las Bellas Letras, la santidad y la cultura libresca, las voces del Derecho, el pensamiento filosófico, las ramas de la ciencia y el camino recorrido desde la Ilustración a la Independencia del Perú, finalizando con un apartado dedicado a las principales Bibliotecas, libros y libreros de la época virreinal, el uso dado a los libros en el virreinato y la importancia del grabado en la sociedad criolla. Una cuidada selección de más de 250 imágenes acompaña los textos y conforma un valioso catálogo imperdible para cualquier interesado en el mundo de las letras desarrollado en el Virreinato del Perú.

Más información en este enlace.


2 de septiembre de 2021

Nueva publicación sobre Archivos de Familia

Los días 4 de marzo, 15 de abril y 6 de mayo de 2013 participé en la Casa de Velázquez, en Madrid, en el interesantísimo Seminario Internacional llamado: "Los archivos de familia: formas, historias y sentido de una génesis (siglos XIV-XVII)". 


Participantes en el Seminario

El programa del Seminario fue desarrollado en tres jornadas alrededor de los tres temas siguientes: "Corpus, Metodologías y Teorías para la historia de los archivos nobiliarios de familia, "Archivos de familia: descripción, inventarios y libros de archivos" y, por último, "Archivos de familia: apuesta de una génesis".

En este encuentro participaron ponentes de altísimo nivel, procedentes de universidades y otras instituciones académicas de España, Francia y Portugal, que presentaron diferentes trabajos centrados en casos particulares sobre el mundo de los archivos familiares y nobiliarios, su interés para la reconstrucción histórica y aspectos relativos a su gestión y organización. En aquella ocasión publiqué una noticia donde detallaba el programa completo desarrollado a lo largo de estas tres jornadas y que puede ser leído en este enlace.

 
Han pasado varios años hasta que han visto la luz los trabajos presentados en aquella reunión académica y acaban de ser publicados por la Casa de Velázquez (Colección Casa de Velázquez nº 185), compilados en el libro titulado Les archives familiales dans l'Occident médiéval et moderne: Trésor, arsenal, mémorial, editado por Véronique Lamazou-Duplan.  

En esta obra se presenta una reflexión de historiadores y archiveros sobre los llamados Archivos de Familia considerados en su gran diversidad, centrando los casos en algunos archivos reales y de la nobleza pero también en archivos familiares de miembros de otros estamentos desde la Edad Media y durante la Edad Moderna y tratando una amplia variedad de temas referentes a los mismos como son la producción, conservación, transmisión y reorganización de los Archivos Familiares. 

Toda la información sobre esta nueva publicación,  en este enlace.


1 de septiembre de 2021

Bienvenidos a Palacio 2021

La rentrée cultural se presenta muy interesante desde este mes de septiembre. Entre todas las actividades programadas por diferentes instituciones debemos destacar el programa "Bienvenidos a Palacio", organizado por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid en su octava edición y organizado entre los meses de septiembre y diciembre próximos.

En este programa se disponibilizan más de 7300 plazas gratuitas para realizar visitas guiadas y asistir a conciertos organizados en más de veinte edificios de carácter palaciego de Madrid y de especial interés histórico y arquitectónico. Esta actividad cultural continuará con el éxito conseguido en las ediciones anteriores y las inscripciones comenzarán el próximo 3 de septiembre, aunque las plazas suelen agotarse rápidamente.

Gracias a este programa y esta nueva edición, los asistentes serán guiados por especialistas en patrimonio cultural y podrán visitarse los siguientes edificios singulares: Palacio de Laredo, Palacio del Marqués de Villafranca, Palacio de Buenavista, Palacete de Joaquín Sorolla, Palacio de Zurbano, Palacio de la duquesa de Parcent, Palacio de Godoy, Palacete de Basilio Avial, Palacio del infante don Luis de Borbón, Palacio de Liria, Palacio de los marqueses de Fontalba, Palacio de la Infanta Isabel de Borbón, Palacio Parque Florido, Palacio de Fernán Núñez, Palacio de Viana, Palacete del marqués de Rafal, Palacio del marqués de Amboage, Palacete de los duques de Híjar, Palacio de los marqueses de Santa Cruz, Palacete de los marqueses de Argüeso, Palacio de Aldovea, Casa-Palacio de Manuel González-Longoria y Casa-Palacio de Pedro de Luján.

Más información en este enlace:

¡Bienvenidos a palacio! | Comunidad de Madrid


31 de agosto de 2021

Rehabilitación del Frontón Beti-Jai, en Madrid

El 22 de julio de 1893 se inauguró en San Sebastián el lujoso frontón Beti-Jai de pelota vasca, con presencia de toda la colonia de veraneantes y el primer partido fue disputado en esa ocasión por los pelotaris Gamborena y Chiquito contra Portal y Navarrete. El frontón Beti Jai, junto con la desaparecida plaza de toros de San Sebastián, fue el principal lugar donde se daba cita en aquella época la sociedad donostiarra y los veraneantes, que cada año se dirigían entre los meses de junio y septiembre a esta ciudad, atraídos por el veraneo de la familia real en la capital guipuzcoana. El frontón Beti-Jai de San Sebastián tuvo una vida efímera dedicada a este deporte, ya que para 1900 funcionaba como circo ecuestre por iniciativa de su propietario, don José Arana Elorza, y era conocido como el "Teatro-Circo", al que continuaba asistiendo la familia real y quienes se encontraban en su veraneo en esta ciudad.


Exterior e interior del Frontón Beti-Jai, en San Sebastián. La Ilustración Española y Americana, 22/09/1893, p. 169.

Para entonces, en España era muy conocido otro frontón llamado igualmente "Beti-Jai" en Barcelona y el 22 de septiembre de 1912 era inaugurado en Logroño, con grandes festejos, otro frontón de pelota vasca con el mismo nombre, construido en un hermoso edificio, habiendo costado 70.000 duros y teniendo una gran actividad durante los siguientes años. En septiembre del mismo año, el antiguo frontón Beti-Jai de San Sebastián, que ocupaba 2.975 metros cuadrados, fue vendido en pública subasta celebrada en esta ciudad por la notaría de don Luis Barrueta, junto con el hotel, restaurante y las demás dependencias. Todo el conjunto estaba tasado en 550.000 pesetas.

Mientras era inaugurado el frontón de San Sebastián en 1893, en Madrid avanzaban las obras de otro frontón de pelota vasca que llevaría el mismo nombre y que pertenecía también a la sociedad Arana, Unibaso y Compañía y era obra del arquitecto Joaquín Rucoba (1844-1919). El nuevo frontón se inauguró el 29 de mayo de 1894 y su fachada principal se situó en la calle del Marqués de Riscal en el distrito de Buenavista, barrio de Argüelles, donde hoy puede contemplarse ya rehabilitada.

Tras haber decaído la afición a la pelota vasca durante los primeros años de su existencia, el frontón Beti-Jai de Madrid fue destinado a otros usos: lugar de encuentros políticos, celebración de lances de honor, taller de pruebas industriales como el Telekino del inventor Leonardo Torres Quevedo o reuniones de sociedades mercantiles, entre otras, hasta que la empresa, dispuesta a levantar la afición por los partidos de este deporte, volvió en 1907 a celebrar todos los días grandes partidos contratando a afamados pelotaris.

Sin embargo, mientras continuaba la celebración de partidos, el frontón continuaba también con una intensa actividad como lugar de celebración de mítines políticos y gremiales, así como protestas de todo género, reuniones sociales y clases prácticas de la escuela militar "Madrileña" que estaba localizada en la calle Noviciado de Madrid. Hasta 1918 funcionó como frontón y posteriormente fue destinado a los usos más variados: mercado de abastos, taller de coches, cárcel, etc.

En 1991, el frontón Beti-Jai fue declarado Monumento Nacional y en 2011, Bien de Interés Cultural. En 2019, el Ayuntamiento de Madrid, tras haber finalizado la expropiación del edificio, dio comienzo a las obras de rehabilitación que se han desarrollado en varias fases y que están llegando a su fin, manteniendo la esencia del monumento. Para ello se ha realizado una importante labor de documentación histórica y estudio, centrados principalmente en fotografías, planos arquitectónicos y noticias de prensa, que han permitido recuperar y mantener el espíritu y las características originales del edificio, testigo importante de la vida madrileña y española de los últimos 127 años.


Frontón Beti-Jai en Madrid, 2021.

A partir de septiembre, el Ayuntamiento de Madrid ofrece nuevamente la posibilidad de visitar el edificio rehabilitado, para lo que puede obtenerse más información en este enlace.

Para conocer los detalles de la rehabilitación llevada a cabo en los últimos años en el frontón Beti-Jai puede verse también este interesante video sobre la primera fase de esta actuación, siguiendo este enlace.


22 de agosto de 2021

Jornadas Europeas de Patrimonio 2021

Los días 18 y 19 del próximo mes de septiembre, se celebrará en más de 50 países una nueva edición de las Jornadas Europeas de Patrimonio. Este importante acontecimiento cultural comenzó a ser organizado en el año 1984 por el Ministerio de Cultura francés, cuando a iniciativa del ex-ministro de Cultura -el socialista Jack Lang- tuvieron lugar las Journées portes ouvertes des monuments historiques que pretendían acercar a los ciudadanos a una serie de monumentos y sitios culturales que, en muchos casos, permanecían cerrados a las visitas. El enorme éxito que tuvo esta iniciativa llevó a que desde 1991, el Consejo de Europa asumiera la organización de las Jornadas en colaboración con la Unión Europea.

El objetivo de las Jornadas Europeas de Patrimonio es sensibilizar a los ciudadanos sobre el importante valor del patrimonio cultural europeo y la necesidad de su conservación, para que pueda ser disfrutado por las nuevas generaciones. Las Jornadas son el más importante proyecto cultural conjunto europeo que desarrollan los Estados firmantes de la Convención Cultural Europea, fundada por el Consejo de Europa para la cooperación en los campos de la Cultura y la Educación, con el fin de conseguir el respeto a la diversidad cultural, tratando de desarrollar los valores fundamentales comunes existentes en Europa. Este año 2021, las Jornadas Europeas de Patrimonio (European Heritage Days 2021) tienen como lema marcado por las instituciones organizadoras el de: "Heritage: All-Inclusive!" y su programa puede conocerse en este enlace.

El Instituto de Patrimonio Cultural de España es el organismo encargado de la coordinación de las Jornadas que se celebran en este país. Una vez más, es muy evidente que España no se encuentra a la altura de otros países europeos, especialmente Francia, en la celebración de este importante acontecimiento cultural, perdiendo una valiosísima oportunidad para dar a conocer en todo el mundo la relevancia histórica y artística de su patrimonio. Las iniciativas llevadas a cabo desde cada Comunidad Autónoma, sin integrarse sólidamente en un proyecto común a nivel nacional, dan como resultado año tras año unas Jornadas que suelen presentarse deslucidas, fallando la importante misión de su adecuada comunicación a todos los interesados por lo que son escasamente conocidas y pasan desapercibidas, tanto en nuestro país como en el exterior.

En este enlace puede valorarse la organización de las Jornadas Europeas de Patrimonio que van a ser celebradas en Francia (Journées européennes du patrimoine) y es conveniente que realicemos su comparación con las Jornadas que están siendo organizadas en España para darnos cuenta de cómo este último país continúa perdiendo ocasiones muy importantes para el reconocimiento, tanto en Europa como en el resto del mundo, de su patrimonio y su cultura. Es necesario que tomemos conciencia de que la valorización de nuestro patrimonio cultural aporta innumerables beneficios para la sociedad y para la economía de nuestra nación, por lo que es necesaria la creación y puesta en práctica de políticas sólidas en el campo cultural y educativo, buscando la unidad de las diferentes Comunidades Autónomas en su desarrollo y dejando de lado intereses partidistas y sectarismos. 

Creo que la labor llevada a cabo desde el Ministerio de Cultura y Deporte de España en la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio deja mucho que desear y considero que dejar pasar de largo este tipo de oportunidades para conseguir valorizar el patrimonio cultural español y situar a España en un lugar destacado del mapa cultural europeo es una enorme irresponsabilidad, especialmente en un momento en que el sector cultural está tan castigado debido a las consecuencias de la pandemia de coronavirus y por ello es todavía más necesario aunar todas las fuerzas existentes para dinamizar el sector cultural. Lamentablemente, este año 2021, España tampoco será un referente dentro del programa global de las Jornadas Europeas de Patrimonio.


21 de agosto de 2021

Emilia Pardo Bazán: el reto de la modernidad

Hasta el próximo 26 de septiembre está teniendo lugar en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, la interesantísima exposición dedicada a la insigne escritora, doña Emilia Pardo Bazán (1851-1921), con ocasión de la celebración durante este año 2021 del primer centenario de su fallecimiento. La muestra es un recorrido a través de las diferentes facetas de su vida y de su obra, desarrolladas durante la España de la Restauración (1875-1923).

La condesa de Pardo Bazán fue una de las principales escritoras europeas de su generación cuyas obras han sido seguidas por un gran número de lectores y han sido traducidas a más de diez idiomas. Su amplia trayectoria intelectual abarcó múltiples áreas de interés y, entre ellas, fue novelista, periodista, crítica, historiadora, empresaria, dramaturga y aficionada a los debates. En el plano personal fue una convencida feminista, católica, liberal y profundamente interesada por la política y amante de la vida social.

 
La exposición nos muestra todas estas facetas en diferentes secciones, pero entre ellas me han interesado especialmente los apartados que se refieren a su vida familiar y social. La primera de estas secciones  es la titulada: "La construcción de Emilia Pardo Bazán (1851-c. 1880)", en la que se expone la ascendencia de la escritora: el matrimonio formado por el hidalgo don José Pardo Bazán y doña Amalia de la Rúa Figueroa, del que fue su única hija. Se recuerda su educación esmerada en un ambiente liberal y el matrimonio que se celebró años más tarde entre doña Emilia con el también hidalgo, don José Quiroga y Pérez Deza, pareja que, tras la revolución de 1868, mostró su tendencia carlista. En esta sección se desarrollan aspectos de su juventud, sus comienzos como escritora, su maternidad y el inicio de su relación con algunos intelectuales españoles como Marcelino Menéndez Pelayo.

Otra sección que trata aspectos familiares es la titulada: "La heredera del padre. Dueña de sí", en la que pueden conocerse detalles sobre cómo influyó en la escritora la muerte de su padre ocurrida en 1890, fallecimiento que provocó en ella una enorme tristeza. En carta que doña Emilia Pardo Bazán dirigió a Benito Pérez Galdós en 1890, definía a su padre como "el mejor de los amigos, el más leal de los consejeros y el apoyo de todos los momentos". Con su herencia paterna fundó la editorial "La Biblioteca de la Mujer", la revista "Nuevo Teatro Crítico" y comenzó la construcción de las Torres de Meirás, edificio conocido actualmente como el "Pazo de Meirás".


Para esta época ya se había separado de su marido, pero recibió presiones de su confesor para que regresara con él, aunque Emilia Pardo Bazán decidió continuar con su vida independiente y se instaló en Madrid, junto con su madre e hijos. En su casa de la calle San Bernardo nº 35, se celebraron conocidas tertulias que reunieron a importantes personalidades de la vida cultural, política y social del momento. Entre ellos, el marqués de Villasinda, la condesa de Requena, la marquesa de la Laguna, el barón del Castillo de Chirel, la condesa de Esteban Collantes, la marquesa de Aguiar, el conde de Tejada de Valdosera, el conde y la condesa de Urbasa, el marqués del Riscal y la marquesa de Tenorio han quedado inmortalizados en preciosas fotografías que fueron realizadas en la casa de la escritora, a quien se ha calificado de elitista.

Por último, siguiendo las secciones de especial interés para su historia familiar, se presenta un apartado que ha sido titulado: "Meirás" y trata de las torres que construyó en este lugar, "el sueño dorado" de Emilia Pardo Bazán, donde decía que se sentía más creativa, libre y sosegada. Las torres fueron diseñadas por la escritora y por su madre en estilo neorromántico y en este lugar quiso ser enterrada, pero su deseo fue incumplido por sus herederos, quienes en 1938 vendieron el edificio y sus tierras al ayuntamiento de La Coruña. No me detendré en lo que sucedió desde entonces con el Pazo de Meirás y hasta su conversión en patrimonio público, ya que es bien conocido por ser noticia frecuente en los medios de comunicación. Tampoco en la exposición se entra en detalles sobre ello, pero se expresa la opinión de que restituir en Meirás la memoria de Emilia Pardo Bazán puede ser la mejor manera de recuperar el espíritu con que se construyeron las torres.

Más información sobre la exposición en este enlace.


13 de agosto de 2021

Museo Cerralbo: apertura del Ala de Invierno

El Museo Cerralbo es una mansión nobiliaria situada en la calle de Ventura Rodríguez, en el barrio de Argüelles de Madrid, cerca de otros edificios emblemáticos como el Palacio de Liria. El palacio fue la residencia del XVII marqués de Cerralbo -don Enrique de Aguilera y Gamboa (1845-1922)-, de su esposa -doña Inocencia Serrano y Cerver- y don Antonio y doña Amelia del Valle Serrano -I y II marqueses de Villa-Huerta-, que fueron los hijos que la marquesa de Cerralbo tuvo de su primer matrimonio con don Antonio del Valle y Angelín.



El palacio fue construido en estilo clásico entre 1885 y 1893 por los arquitectos Alejandro Sureda, Luis Cabello y Aso y, más tarde, su hijo Luis María Cabello Lapiedra, a imagen de los palacetes franceses aristocráticos de la segunda mitad del siglo XIX. El edificio y su contenido fue legado al Estado español por el marqués de Cerralbo y en sus ambientes se recrea el estilo de vida de la alta sociedad madrileña, exponiendo fidedignamente las piezas auténticas de sus colecciones y otros objetos que han sido adquiridos siguiendo los modelos originales de los tiempos en que fue habitado por los marqueses.

Los ambientes originales fueron alterados en época de la Guerra Civil española y también por una serie de criterios museísticos seguidos a mediados del siglo XX. Para su recuperación, se realizaron diferentes campañas entre los años 2000 y 2013, en las que intervinieron numerosos especialistas de diferentes disciplinas que actuaron en las salas del piso principal del palacio y que siguieron el inventario que Juan Cabré -su primer director- había realizado en 1924. El Museo Cerralbo recibió en el año 2008 el Premio Europa Nostra por la restauración del edificio y por el restablecimiento de las colecciones del marqués de Cerralbo, su restauración y su reubicación en el lugar original del palacio.

Desde el 5 de mayo de este año, y tras más de dos décadas de trabajo, el museo ha reabierto el Ala de Invierno del entresuelo del palacio presentándolo bajo un nuevo concepto en el que prima la recuperación de los ambientes originales frente a un fin recreativo. En el primer descansillo de la Escalera de Honor se encuentra la zona del palacio que está orientada al oeste y en la que durante el invierno se desarrollaba la vida de la familia. En ella se encuentran algunas estancias íntimas como son el Recibimiento y dentro de él la Capilla; el Salón Confianza, donde los familiares y amigos íntimos eran recibidos en sus visitas al palacio y, por último, la principal estancia del Ala de Invierno que es el Comedor.


Enlaces de Interés:

Sitio web del Museo Cerralbo.

Premio Europa Nostra al Museo Cerralbo