"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

10 de agosto de 2020

Y Eugenia creó Biarritz, Ciudad Imperial...

El pasado 11 de julio escribí un post conmemorando el centenario del fallecimiento en Madrid de la emperatriz Eugenia y que puede ser leído en este Blog. Ese mismo día, el Musée Historique de Biarritz inauguró la exposición titulada "Et Eugénie créa Biarritz, Ville Impériale...", para recordar el centenario de su fallecimiento, muestra que podrá ser visitada hasta el próximo 11 de octubre. La exposición pretende rendir homenaje al personaje más importante de la ciudad que ha sido Eugenia de Guzmán -condesa de Teba entre otros títulos nobiliarios- gracias a quien Biarritz pasó de ser una pequeña aldea de pescadores a la ciudad que es reconocida hoy mundialmente por su belleza y por su importante papel en la historia.



Desde su juventud, la emperatriz Eugenia profesó gran amor por este lugar que había conocido por primera vez en 1838. Ya convertida en emperatriz de Francia, su marido Napoleón III construyó en 1854 la villa imperial -actualmente Hôtel du Palais- donde entre ese año y 1868 la familia imperial pasó trece temporadas en el mes de septiembre convirtiendo a Biarritz en el centro de Francia y de Europa. 

La exposición que alberga la antigua iglesia anglicana recrea las estancias en las que Napoleón III, la emperatriz Eugenia y el príncipe imperial -Eugéne-Louis-Jean-Joseph-pasaron en Biarritz rodeados por la más alta nobleza europea y por los más importantes personajes de la vida política, cultural y artística. Desde la primera recepción dada en el palacio imperial en 1854 a la que asistieron 400 invitados, llegaban a Biarritz cada vez más conocidas personalidades como el conde Otto von Bismark que estuvo cinco veces en la ciudad balneario entre 1859, siendo embajador de Prusia en Rusia y 1868 como canciller de la nueva Federación de Alemania del Norte, entre muchos otros.

La exposición está estructurada en diferentes áreas temáticas donde se muestran objetos de decoración, obras impresas y manuscritas, condecoraciones, obras artísticas y mobiliario, vestidos y uniformes, noticias en prensa, fotografías y otro tipo de documentación por medio de la que se recrea una época de esplendor hasta que tuvo lugar la caída del II Imperio francés en 1870, que tuvo como consecuencia el exilio de la familia imperial francesa a Inglaterra.

Más información: