"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

18 de agosto de 2020

La Parte Vieja y el Puerto de San Sebastián: conjunto monumental

Imagen del cartel de la Exposición
El Museo Diocesano de San Sebastián (D'Museoa), en una de sus salas de exposiciones situadas en el conjunto arquitectónico de la Basílica de Santa María del Coro de la Parte Vieja de San Sebastián (Guipúzcoa), está presentando una excelente exposición titulada "Paseo por la Parte Vieja" ("Donostiako  Alde Zaharra, kalez-kale"), para celebrar la reciente declaración de la Parte Vieja y del Puerto de esta ciudad como conjunto monumental, realizada el pasado 19 de abril de 2019 como reconocimiento a sus valores culturales. La exposición ha sido producida por Áncora (Asociación para la Conservación del Patrimonio), la Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi (Gobierno Vasco) y la Diputación Foral de Guipúzcoa.

La Parte Vieja de la ciudad ha sido conformada a partir de la reconstrucción de la misma tras el incendio provocado en 1813 en el marco de la Guerra de la Independencia. La reconstrucción urbana tuvo lugar a lo largo de unos 50 años bajo estrictas normas de edificación, que fueron impuestas por su arquitecto-director Pedro Manuel de Ugartemendía, habiendo resultado un importante y coherente conjunto de urbanismo neoclásico.

La exposición realiza un recorrido por las calles de la Parte Vieja y por los edificios del Puerto de San Sebastián, analizando los situados en estos lugares a través de un estudio exhaustivo de sus características y de su historia contenidos en la documentación de diferentes archivos, que proporcionan datos como sus fechas de construcción y características arquitectónicas de los edificios, así como sobre la identidad de sus constructores y aspectos sociales de las familias moradoras.

Interior de la Exposición

Esta muestra es de especial interés para conocer aspectos de relevantes personajes y familias residentes en la Parte Vieja de San Sebastián en fechas tanto anteriores como posteriores a su reconstrucción. En esta línea encontramos presentaciones de los palacios renacentistas que existían en la calle Mayor, como la casa Oyaneder o de Peru y el Palacio Otazu, así como también de viviendas donostiarras antes del incendio, como la torre de San Martín de Miramón, la casa-torre de Verástegui y el palacio de Idiáquez. 

De una época posterior y antes de producirse el incendio, la exposición se centra también en las principales casas que sobrevivieron al mismo y también en aquellas que fueron reconstruidas después a partir de las reglas de edificación de casas particulares de San Sebastián bajo las normas que fueron elaboradas por Ugartemendía en 1816. Entre todas ellas se pueden conocer las características arquitectónicas de las edificaciones y aspectos sociales y familiares de sus propietarios de algunas destacadas construcciones como son la casa de los condes de Peñaflorida y el Palacio de Aliri, el palacio de los marqueses de Rocaverde, la casa del conde de Villafuerte, la torre de Gamarra-Oquendo y el palacio de Brunet, entre otros.

Más información: