La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

18 de julio de 2021

Museo del Prado: el Biombo de la conquista de México y La muy noble y leal ciudad de México

El Museo de Prado, en Madrid, presenta como obra invitada hasta el próximo 26 de septiembre una extraordinaria pieza representativa del arte virreinal mexicano del último cuarto del siglo XVII: el "Biombo de la conquista de México y La muy noble y leal ciudad de México". A partir del 5 de octubre, este biombo formará parte de la exposición que podrá ser visitada en este mismo museo hasta el 13 de febrero de 2022, con el nombre de "Tornaviaje. Arte Iberoamericano en España", en la que el Museo del Prado expondrá piezas artísticas procedentes de Hispanoamérica que se conservan en diferentes instituciones culturales, religiosas y colecciones particulares, localizadas -principalmente- en España.


El biombo que se exhibe en el Museo del Prado procede de una colección particular de Madrid y ha sido restaurado por María Álvarez Garcillán. Está formado por diez hojas recubiertas de tela y decoradas al óleo por los dos lados. En una de las caras se representa -con gran detalle y precisión- la conquista de Tenochtitlán, en diferentes escenas que tienen lugar en distintos lugares y momentos. La representación de la conquista se ofrece desde el prisma de los conquistadores y de sus descendientes, que forman parte de la élite criolla, comenzando por la escena en que Hernán Cortés es recibido por Moctezuma y finalizando con la toma de Tlatelolco, el último baluarte indígena. Las representaciones muestran -con gran detalle- los paisajes, las indumentarias y las acciones de los conquistadores y de los aztecas, mientras que en una cartela situada en el extremo izquierdo de esta cara del biombo se identifican las escenas y los personajes indígenas y españoles.

En la otra cara del biombo se representa "La muy noble y leal ciudad de México". En ella se puede ver una muestra idealizada de urbanismo colonial ordenado en calles, plazas -donde se incluyen sesenta y seis edificios con sus patios- y lugares destacados -principalmente religiosos-, el palacio del virrey, el cerro de Chapultepec y las principales calles de la ciudad de México. También se representan en pequeñas figuras sus habitantes con diferentes indumentarias, distinguiéndose entre ellos los hombres, mujeres y niños, los españoles e indígenas, así como diferentes actividades desarrolladas en escenas organizadas en grupos de personas. Entre todos ellos se puede identificar al virrey de México, que se encuentra delante de su palacio  sentado en su coche tirado por mulas.

Más información en este enlace.