"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

16 de marzo de 2021

Retratos de Emilia Pardo-Bazán y de su familia

El Museo Lázaro Galdiano de Madrid, con ocasión de la celebración del I Centenario del fallecimiento de Emilia Pardo-Bazán y de la Rúa (1851-1921), está presentando hasta el próximo 18 de abril en sus instalaciones una pequeña exposición conmemorativa de fotografías sobre la escritora gallega y su familia, procedentes de los fondos de la Fundación Lázaro Galdiano. Estas fotografías son de gran valor iconográfico y documental debido, entre otras características, a las anotaciones de fechas que la misma escritora realizó en las mismas al regalárselas al editor José Lázaro Galdiano y que permiten su ordenación cronológica dentro de la biografía de la novelista.

Un interesantísimo aspecto de la vida de la escritora es el que se refiere a la trayectoria de los títulos nobiliarios de los que fue titular y que podemos conocer en un ilustrativo artículo firmado por don José Domingo Vales Vía, titulado "Doña Emilia Pardo-Bazán y su efímero título nobiliario", en Anuario Brigantino (2005), pp. 265-276. Doña Emilia Pardo-Bazán fue la única hija de don José Pardo-Bazán y Mosquera -I conde pontificio de Pardo Bazán- hasta su fallecimiento en 1890. Al fallecer su padre, doña Emilia no solicitó su sucesión en el título pontificio, pero más tarde obtuvo título nobiliario del reino de España con la denominación de Conde de Pardo Bazán, por real decreto otorgado por Alfonso XIII el 16 de mayo de 1908.

Algunos años más tarde solicitó el cambio de denominación del título de Conde de Pardo Bazán por el de Conde de la Torre de Cela, obteniendo esta autorización por real decreto del 1 de mayo de 1916 y el 21 de julio de este mismo año cedió a su hijo, don Jaime Quiroga y Pardo-Bazán, este título español.  En 1917 solicitó al papa Benedicto XV la sucesión en el condado pontificio de Pardo Bazán que había sido otorgado a su padre en 1871, título que fue autorizado por Alfonso XIII para ser usado en España el 31 de mayo de 1918 y que doña Emilia usó hasta su fallecimiento en 1921. 

En la muestra ofrecida en el Museo Lázaro Galdiano pueden verse un conjunto de 16 retratos (quince fotografías y un fotograbado) de doña Emilia Pardo-Bazán y de su marido, sus hijos y sus padres. José Lázaro Galdiano reunió diferente documentación de la escritora como fueron algunos autógrafos, cartas, obras literarias y una parte del archivo personal de Emilia Pardo-Bazán, en el marco de la relación personal y profesional que existió entre ambos personajes y la amistad de las dos familias.

Los retratos de Emilia Pardo-Bazán muestran su imagen desde los 18 a los 39 años de edad y los de su familia directa, correspondiendo las fotografías a imágenes de la misma escritora que aparece sola o con su marido, José Quiroga y Pérez de Deza; su padre, José María Silverio Pardo-Bazán y Mosquera; su madre, Amalia de la Rúa-Figueroa y Somoza, y dos de sus hijos, Jaime y Mª del Carmen Quiroga y Pardo-Bazán.

Los retratos expuestos están firmados por varios fotógrafos. Tres de ellos ejercieron su profesión en sus estudios madrileños: Eduardo Otero Díaz, Manuel Alviach Doladier y Manuel Compañy Abad. También se presenta un fotograbado realizado a partir de una fotografía de M. Huerta y, el conjunto principal procede de estudios fotográficos situados en La Coruña, que fueron propiedad de Valentín Mendía, Luis Sellier Loup y Juan Bautista Avrillón. Está también presente un fotógrafo de Barcelona, Antonio Esplugas y Puig, quien realizó una imagen de un relieve de Torcuato Tasso y Nadal que el editor regaló a Emilia Pardo-Bazán, agradeciéndole por haberle dedicado su novela titulada Insolación.

Más información en el siguiente enlace:

http://www.flg.es/agenda-de-actividades/exposiciones-temporales/exposicion-emilia-pardo-bazan-retratos-familia#.YFDJ_69KiUk