"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

29 de mayo de 2015

Heráldica, simbolismo y usos tradicionales de las corporaciones de oficios: las marcas de maestros canteros



Tuvo lugar ayer en la sede de la Real Asociación de Hidalgos de España, presidida por el Excmo. Sr. Conde de Tepa,  la entrega de diplomas acreditativos del primer curso en línea de la Escuela de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria que forma parte del convenio suscrito entre la Fundación Instituto Español de Estudios Nobiliarios y la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Tras la entrega de los diplomas, el Dr. D. Javier Alvarado Planas, Catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones de la UNED, impartió una interesantístima conferencia titulada: "Heráldica, simbolismo y usos tradicionales de las corporaciones de oficios: la marca de los maestros canteros".

La ilustrativa conferencia estuvo centrada en las marcas de los canteros. pero se realizó también un repaso a las marcas de otros gremios, como las de los comerciantes, carpinteros, cristaleros, impresores y papeleros, sistema de emblemas heraldizados que estuvo muy extendido por toda Europa desde la Edad Media.

Centrándose en las marcas de los canteros, el Dr. Alvarado Planas se refirió a diferentes aspectos como su origen y significado, el reconocimiento social del maestro de obras, el auge del sistema constructivo, el signum artificis como "marca de honor", la clasificación de los signos lapidarios relativos a la construcción en occidente, las operaciones de estereotomía y las marcas reticulares, y muchos otros temas referentes a este tipo de marcas. Finalizó la conferencia refiriéndose a las brisuras de las marcas de los maestros canteros y su comparación con las brisuras en la heráldica.

Tras la conferencia se sirvió un vino español.

3 de mayo de 2015

Medalla de la Comunidad de Madrid y Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo

Fue un gran honor el haber asistido ayer, como invitada de D. Mario Vargas Llosa, al acto de entrega de la Medalla de la Comunidad de Madrid y Condecoraciones de la Orden del Dos de Mayo que tuvo lugar en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

En primer lugar se leyeron los Acuerdos del Consejo de Gobierno para la Concesión de la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid y de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo y posteriormente se pasó a la entrega de las distinciones a cargo del Presidente de la Comunidad de Madrid, Excmo. Sr. D. Ignacio González González.


La Medalla en su categoría de plata fue concedida al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, a la Asociación de Mujeres Gitanas "Alboreá" y a la Congregación de Religiosas de la Asunción.

La Placa de Honor en su categoría de Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo fue concedida al Hospital Universitario "La Paz, al Hospital Universitario "Puerta de Hierro", a la empresa "Mahou San Miguel", a la "Mutua Madrileña", a D. César Alierta Izuel, D. Julio Aparicio Martínez, D. Lorenzo Caprile, D. Javier Fernández López, D. Antonio Fernández Resines, Dª Aída Gómez Agudo, D. Jaime Lissavetzky Díez, D. Jesús Núñez Velázquez, Dª Carmen Peña López y D. Felipe Reyes Cabanas.

La Medalla de la Comunidad de Madrid en su categoría Oro fue concedida al Teatro Real y al Excmo. Sr. D. Mario Vargas Llosa quien pronunció un brillante discurso en nombre de todos los condecorados.

Posteriormente tuvo lugar el acto cívico-militar en homenaje a los Héroes del Dos de Mayo en la Puerta del Sol, frente a la Real Casa de Correos, y tras el desfile los asistentes tuvimos una recepción en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, con motivo del Día de la Comunidad de Madrid.


Mario Vargas Llosa

1 de mayo de 2015

Consideraciones en torno a la novela histórica


Asistí ayer en la Casa de América, en Madrid, a la inauguración del ciclo sobre novela histórica que trató en esta primera sesión de la obra del insigne escritor mejicano Fernando del Paso titulada: Noticias del Imperio, que ha sido calificada como la mejor novela mejicana de los últimos 30 años. 

La breve presentación del ciclo fue realizada por D. José Antonio de Ory, Director de Programación de la Casa de América. Tras un breve saludo, que desde Méjico realizó Fernando del Paso, la mesa redonda estuvo a cargo de los escritores D. Pablo Raphael y D. Carlos García Gual.

El primero habló de la trayectoria literaria de Fernando del Paso, situando al autor en su contexto y destacando la gran categoría literaria de sus novelas. El segundo, ha hablado sobre su obra Noticias del Imperio y sus características. El tema central de esta obra literaria es la crónica del efímero imperio mejicano de Maximiliano de Habsburgo que tuvo lugar entre 1863 y 1867 y que acabó con su fusilamiento. La voz central de la novela es la de quien fue su esposa, Carlota de Bélgica, aunque hay muchas otras voces que dotan a la obra de un trasfondo trágico, mezclándose diferentes épocas del pasado con distintos personajes. Finalmente ha sido presentado un documental sobre la trayectoria vital de Fernando del Paso, centrado en su vida familiar y profesional.

Sin embargo, la parte más interesante ha sido la intervención final de algunos asistentes que han opinado sobre lo que debe ser o no debe ser una novela histórica. La más acertada ha sido la de quien ha opinado que la novela histórica debe ser rigurosamente histórica, pudiéndose novelar todo aquello que no se puede documentar, opinión que comparto. A pesar de ello, es demasiado frecuente ver novelas históricas que desvirtúan los episodios históricos que ya han sido documentados por los historiadores, inventando momentos y trayectorias vitales de sus protagonistas que nunca tuvieron. Un caso demasiado frecuente en los últimos años, es el de las novelas históricas sobre D. Blas de Lezo que le sitúan con su familia en Cartagena de Indias, cuando en realidad no fueron con él. El peligro de que estas informaciones se difundan entre la sociedad es muy alto, debido al gran número de ejemplares que se suelen vender de estas novelas. 

Porque hay escritores, que sin ser historiadores de profesión, nos han dado a conocer la historia, como Benito Pérez Galdós, que en sus 46 volúmenes de los Episodios Nacionales, nos dejó una visión completa de la vida española del siglo XIX, con gran valor histórico y ajustándose a la exactitud de fechas, personas y lugares. Por esta razón, ha habido autores como el periodista y crítico literario español  Eduardo Gómez de Baquero que ha calificado a Pérez Galdós como el mejor historiador de la sociedad española del siglo XIX, sin haber escrito libros académicos de historia.

En mi opinión, quienes desvirtúan la historia, teniendo la obligación de documentarse antes de escribir una novela histórica, y muchas veces movidos no por la ignorancia sino por el sensacionalismo que persiguen con sus novelas, pueden ser tenidos como falsificadores de la historia y en relación a esto, quisiera transmitir un pensamiento del también literato y periodista español Francisco Flores García, quien hace poco más de 100 años escribía: 

“[…] Hay falsificadores de la Historia que debían de ser  perseguidos con el mismo rigor que los monederos falsos, y aun con mayor severidad, a ser posible, teniendo en cuenta que éstos producen un daño pasajero y aquéllos pueden producir un error perdurable, y que tal vez es más grave el perjuicio ocasionado a un país en su instrucción y en su cultura, que el que momentáneamente se le puede hacer en sus intereses materiales.

Un vez lanzada a la publicidad la especie falsa, el vulgo se apodera de ella sin indagar su origen, y, como pase algún tiempo sin la oportuna rectificación, la santa rutina viene a sancionar el error propalado, y ya es empresa difícil, poco menos que obra de romanos, el volver al punto de partida restableciendo la oculta verdad.”

La Ilustración española y americana, 28/2/1913, pp. 16-18.