"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

7 de noviembre de 2019

Premio Nacional de Historia de España 2019

El 5 de noviembre pasado, la profesora de Literatura española Anna Caballé, ha sido reconocida por el Ministerio de Cultura y Deporte de España con el Premio Nacional de Historia de España 2019 por su trabajo publicado con el título de Concepción Arenal, la caminante y su obra. Esta publicación ha sido elegida por "reunir todos los requisitos de excelencia en una obra de Historia: novedad historiográfica y metodológica, pluralidad de fuentes y un planteamiento científico y riguroso del estudio biográfico de un personaje todavía no suficientemente conocido pero importante en la historia de España".

El Premio concedido a una obra que trata sobre Concepción Arenal Ponte (1820-1893) llega en un momento señalado, ya que el próximo 31 de enero del año 2020 celebraremos el II centenario del nacimiento en Ferrol de esta ilustre filántropa, que tanto luchó por el reconocimiento de la mujer en la sociedad decimonónica y por la defensa y protección de los sectores más vulnerables, en una época llena de adversidades. Concepción Arenal ha recibido, por ello, diversos calificativos que alaban su obra, como el atribuido por el periodista Francisco Mañach Couceiro quien dijo de ella que era "La mujer más grande del siglo XIX".



La noticia de la concesión del Premio Nacional de Historia por una obra dedicada a Concepción Arenal me ha sorprendido gratamente, ya que hace tan solo dos semanas me encontraba hablando sobre esta extraordinaria mujer en el auditorio del Centro Cultural de las Telecomunicaciones de Santo Domingo (República Dominicana), en la presentación de mi ponencia, con ocasión de la celebración de la XXI Reunión Americana de Genealogía y XI Congreso Iberoamericano de Genealogía y Heráldica que ha tenido lugar del 21 al 26 de octubre pasados. Mi ponencia presentada a esta Reunión-Congreso ha llevado por título: "Historia Familiar de don Alfonso de Castro y Mazo", quien fue gobernador y capitán general de Isla Española y presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo entre 1731 y 1741 y será publicada, próximamente, en la revista de la Academia Dominicana de la Historia. En ella, analizo la ascendencia, vida familiar de don Alfonso de Castro y Mazo, y su descendencia hasta el siglo XX.

Don Alfonso de Castro y Mazo tuvo dos hijas de su primer matrimonio con doña Francisca Ruiz Montaña, que fueron doña Ana María y doña María Manuela de Castro y Ruiz Montaña. La primera contrajo matrimonio con don Blas Fernando de Lezo y Pacheco, hijo del célebre marino don Blas de Lezo y Olabarrieta, y a quien fue concedido el título de marqués de Ovieco en 1760.

Su segunda hija, doña María Manuela de Castro y Ruiz Montaña, contrajo matrimonio con el caballero de Santiago, don José Antonio de Ponte y Mandiá. De esta unión no nacieron hijos y tras el fallecimiento de doña María Manuela, su viudo contrajo nuevamente matrimonio con doña María de la O Juana Tenreiro de la Hoz Bermúdez de Castro, que fueron los abuelos maternos de Concepción Arenal Ponte.

Más información sobre el Premio Nacional de Historia de España 2019: