"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

25 de enero de 2020

Nuevo viaje a Roma y al Vaticano


Desde mis años de residencia en Brasil, una de mis principales líneas de investigación ha sido la de la historia familiar del jesuita san José de Anchieta, fundador de São Paulo en 1554 y canonizado por el Papa Francisco en el año 2014. Mis primeras investigaciones quedaron plasmadas en un ensayo publicado en esta ciudad brasileña el año 2008 titulado José de Anchieta, fundador de São Paulo. Estado de la cuestión genealógica y la obra de Baltasar de Anchieta Cabrera, obra de tirada limitada que puede encontrarse en las principales Bibliotecas de Brasil como son la Biblioteca Nacional o las Bibliotecas del Instituto Cervantes de São Paulo y de Rio de Janeiro, entre otras.

Puede obtenerse más información sobre este ensayo histórico en los siguientes enlaces:



Desde estos primeros años he continuado mi investigación en torno a la vida y obra de san José de Anchieta, centrándome en ciertos interrogantes que aun existen sobre su familia. Para este estudio, además de numerosas Bibliotecas y Archivos de Brasil y España, son esenciales los fondos históricos contenidos en el Archivo Apostólico Vaticano (anterior Archivo Secreto Vaticano) y el Archivo Histórico de la Curia General de la Compañía de Jesús en el Vaticano, Archivo central de esta Orden religiosa de la que recibí desde el comienzo de mi investigación la invitación para realizar en él mis estudios sobre el santo jesuita de origen canario. Tengo la costumbre de terminar mi estancia en Roma con una visita al altar de San Ignacio de Loyola en la preciosa iglesia barroca de Il Gesù donde se encuentra la tumba del santo y cuya construcción fue encargada por San Ignacio, siendo el primer templo jesuita construido en el mundo.

Esta semana he realizado un nuevo viaje a Roma y al Vaticano donde además de realizar mis visitas habituales, he tenido el enorme honor y alegría de saludar a S.S. el Papa Francisco en el emotivo baciamano que ha tenido lugar tras la audiencia celebrada en el Aula Paulo VI, momento muy especial del que he podido traer a España numerosos testimonios gráficos realizados por los fotógrafos oficiales de la Santa Sede. Mi participación en la audiencia con el Santo Padre del 22 de enero pasado fue confirmada por el Prefecto de la Casa Pontificia, el Padre Georg Ganswein. Se trata de mi tercera asistencia a una audiencia papal con cada uno de los tres últimos Papas: la primera audiencia tuvo lugar en la Plaza de Colón de Madrid, durante la visita que realizó Juan Pablo II en Junio de 1993 y la segunda, en la Plaza de San Pedro de Roma, con Benedicto XVI en el año 2008.