"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

29 de noviembre de 2019

En memoria de Francisco de Goya y Lucientes

El Museo del Prado ha inaugurado recientemente una exposición dedicada al eminente artista Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828), reuniendo cientos de dibujos del pintor-grabador procedentes de colecciones privadas y públicas y, entre ellas, de los propios fondos del Museo del Prado y realizando un recorrido cronológico por la vida y obra de Goya como dibujante. La muestra se celebra con ocasión del bicentenario de la apertura de la pinacoteca al público, ocurrida el 19 de noviembre de 1819, para lo que fueron reunidas para su exposición una serie de pinturas de autores españoles procedentes de la colección real. La exposición del Museo del Prado podrá contemplarse hasta el próximo 16 de febrero de 2020 y toda la información puede leerse en este enlace.

Grabado de la tumba de Goya en Burdeos en la obra de Charles Yriarte
Esta muestra dedicada a Goya en el Museo del Prado debe ser motivo, también, para recordar que hoy, hace exactamente 100 años, el día 29 de noviembre de 1919, a las 12.00 la mañana, se produjo el traslado de los restos de Francisco de Goya desde la sacramental de San Isidro hasta la ermita de San Antonio de la Florida, en Madrid, donde reposan desde entonces. El traslado fue realizado por iniciativa del rey Alfonso XIII, que designó al marqués de la Torrecilla para que le representara en este acto.

Francisco de Goya falleció de una apoplejía en Burdeos el 16 de abril de 1828, a los 85 años de edad, ciudad donde residió los últimos cuatro años de su vida y fue enterrado en el cementerio de la Grande-Chartreuse de la ciudad de Burdeos, en el panteón de la familia Goicoechea. En este lugar reposaron sus restos hasta 1890, cuando la caja conteniendo sus restos se envió desde su tumba a Madrid y fue depositada en el Panteón de Hombres Ilustres de la Sacramental de San Isidro.

El 28 de noviembre de 1919 por la tarde, los restos de Francisco de Goya y Lucientes fueron exhumados en la sacramental. El féretro de plomo fue abierto y en su interior se encontraba una caja de plomo y, dentro de ella, una caja de madera conteniendo sus restos. Esta caja fue abierta y, tras su comprobación, se volvió a cerrar soldándola y depositándola en la capilla de la sacramental. 

Plaqueta de Miguel Blay en el Museo del Prado
Un día después, el 29 de noviembre de 1919 a mediodía, la caja fue trasladada a la ermita de San Antonio de la Florida, depositándola en la escalinata de acceso al altar mayor. Tras rezar un responso fue colocada en una sepultura abierta en el suelo delante del altar y el acta de entrega fue firmada por los presentes y depositada en una caja metálica en la sepultura. 

La sepultura de Francisco de Goya en la ermita de San Antonio de la Florida fue cubierta con una lápida del artista Miguel Blay y Fábrega (1866-1936). No fue esta la única obra dedicada por este escultor catalán a Francisco de Goya. Fue autor, también, de la plaqueta en latón patinada que muestra la figura de perfil del insigne artista aragonés, realizada para conmemorar el primer centenario de la muerte de Goya en 1928 y que forma parte de los fondos del Museo del Prado.

Al igual que el Museo del Prado ha realizado un homenaje a Francisco de Goya con ocasión del bicentenario de la apertura de esta institución al público, creo que el Ayuntamiento de Madrid hubiera debido realizar un pequeño homenaje al pintor teniendo en cuenta el centenario del traslado de sus restos a la ermita de San Antonio de la Florida, que fue uno de los templos más populares en el Madrid del siglo XVIII y donde el artista realizó un imponente conjunto pictórico y fue, también, el lugar donde acabaron reposando sus restos tras más de 80 años de su fallecimiento.

15 de noviembre de 2019

Nuevo número de La Gacetilla de Hidalgos

Ha sido publicado un nuevo ejemplar de la revista La Gacetilla de Hidalgos, de la Real Asociación de Hidalgos de España, que corresponde al número 559, año LXI, (verano 2019) y de cuyo Consejo de Redacción formo parte.

Comienza el contenido de la Revista con un editorial dedicado a don Faustino Menéndez Pidal de Navascués, eminente heraldista de reconocimiento internacional fallecido el pasado mes de agosto en su casa palacio de Cintruénigo (Navarra). En la sección de Hidalgos en la Historia pueden leerse el artículo de doña Vicenta Márquez de la Plata Ferrándiz -marquesa de Casa Real- dedicado a doña Josefa de Zúñiga y Castro. Condesa de Lemos (1718-1771) y el de don José Manuel Huidobro Moya sobre el último gobernador intendente del Paraguay, que fue don Bernardo Luis de Velasco y Huidobro.

La sección dedicada a Nobiliaria presenta las últimas noticias sobre corporaciones nobiliarias y, también, en relación a las últimas sucesiones, solicitudes de sucesión, y renuncia de títulos nobiliarios, según el Boletín Oficial del Estado. En el apartado dedicado a Heráldica se presentan una serie de dibujos de escudos de armas utilizados por el poseedor de un título del reino de España, realizados por don Manuel Pardo de Vera y Díaz, presidente de la Real Asociación de Hidalgos de España. Además, en esta misma sección se presenta el artículo de don Luis Valero de Bernabé y Martín de Eugenio -marqués de Casa Real- sobre la Heráldica y Nobiliaria de Serbia.

Un interesante apartado está dedicado a las últimas noticias sobre las actividades de la Real Asociación de Hidalgos de España, tanto en cuanto a su participación en actos organizados por instituciones de genealogía y heráldica internacionales como en los proyectos altruistas que lleva a cabo la misma Real Asociación y algunas noticias de interés sobre sus asociados, así como las actividades realizadas por la Real Asociación en el Colegio Mayor Marqués de la Ensenada y en sus residencias (Casasolar y Casaquinta).

La sección sobre Actualidad informa de algunos actos que han presidido SS.MM. Los Reyes de España en los últimos meses y proporciona, también, información sobre el programa online de la Escuela de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria y sobre la Jornada Internacional de Estudios Farnesianos y Borbónicos y el III Coloquio Internacional sobre la Nobleza, celebrados en Madrid el pasado mes de octubre y organizados por la Real Asociación de Hidalgos de España, junto con otras instituciones. La sección sobre Historia presenta dos artículos escritos, en primer lugar, por don José Luis de la Guardia Salvetti sobre "Felipe V y la Nueva Planta. El reino de Aragón y Valencia bajo la Corona de Castilla" y, a continuación, por don Nicolás Pérez Ascanio sobre "La Nobleza en el Generalato. Francia, agosto de 1914".

Termina este número de La Gacetilla de Hidalgos con el capítulo 11º de "Retazos de la Historia de la Real Asociación de Hidalgos de España", dedicado por don Manuel Ladrón de Guevara al reconocimiento de don Vicente de Cadenas y, a continuación, la presentación de algunas de las principales publicaciones promovidas desde la Real Asociación, como son las Actas del II Coloquio Internacional sobre la Nobleza y la obra de don Fernando García-Mercadal y García-Loygorri que fue galardonada con el VIII Premio Hidalgos de España y titulada: Los símbolos políticos, el ceremonial y las distinciones oficiales del Reino de España.

Puede descargarse el ejemplar nº 559 de La Gacetilla de Hidalgos en el siguiente enlace:



7 de noviembre de 2019

Premio Nacional de Historia de España 2019

El 5 de noviembre pasado, la profesora de Literatura española Anna Caballé, ha sido reconocida por el Ministerio de Cultura y Deporte de España con el Premio Nacional de Historia de España 2019 por su trabajo publicado con el título de Concepción Arenal, la caminante y su obra. Esta publicación ha sido elegida por "reunir todos los requisitos de excelencia en una obra de Historia: novedad historiográfica y metodológica, pluralidad de fuentes y un planteamiento científico y riguroso del estudio biográfico de un personaje todavía no suficientemente conocido pero importante en la historia de España".

El Premio concedido a una obra que trata sobre Concepción Arenal Ponte (1820-1893) llega en un momento señalado, ya que el próximo 31 de enero del año 2020 celebraremos el II centenario del nacimiento en Ferrol de esta ilustre filántropa, que tanto luchó por el reconocimiento de la mujer en la sociedad decimonónica y por la defensa y protección de los sectores más vulnerables, en una época llena de adversidades. Concepción Arenal ha recibido, por ello, diversos calificativos que alaban su obra, como el atribuido por el periodista Francisco Mañach Couceiro quien dijo de ella que era "La mujer más grande del siglo XIX".



La noticia de la concesión del Premio Nacional de Historia por una obra dedicada a Concepción Arenal me ha sorprendido gratamente, ya que hace tan solo dos semanas me encontraba hablando sobre esta extraordinaria mujer en el auditorio del Centro Cultural de las Telecomunicaciones de Santo Domingo (República Dominicana), en la presentación de mi ponencia, con ocasión de la celebración de la XXI Reunión Americana de Genealogía y XI Congreso Iberoamericano de Genealogía y Heráldica que ha tenido lugar del 21 al 26 de octubre pasados. Mi ponencia presentada a esta Reunión-Congreso ha llevado por título: "Historia Familiar de don Alfonso de Castro y Mazo", quien fue gobernador y capitán general de Isla Española y presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo entre 1731 y 1741 y será publicada, próximamente, en la revista de la Academia Dominicana de la Historia. En ella, analizo la ascendencia, vida familiar de don Alfonso de Castro y Mazo, y su descendencia hasta el siglo XX.

Don Alfonso de Castro y Mazo tuvo dos hijas de su primer matrimonio con doña Francisca Ruiz Montaña, que fueron doña Ana María y doña María Manuela de Castro y Ruiz Montaña. La primera contrajo matrimonio con don Blas Fernando de Lezo y Pacheco, hijo del célebre marino don Blas de Lezo y Olabarrieta, y a quien fue concedido el título de marqués de Ovieco en 1760.

Su segunda hija, doña María Manuela de Castro y Ruiz Montaña, contrajo matrimonio con el caballero de Santiago, don José Antonio de Ponte y Mandiá. De esta unión no nacieron hijos y tras el fallecimiento de doña María Manuela, su viudo contrajo nuevamente matrimonio con doña María de la O Juana Tenreiro de la Hoz Bermúdez de Castro, que fueron los abuelos maternos de Concepción Arenal Ponte.

Más información sobre el Premio Nacional de Historia de España 2019: