"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

23 de diciembre de 2019

La otra Corte

El Palacio Real de Madrid ha inaugurado recientemente la exposición "La otra Corte. Mujeres de la Casa de Austria en los Monasterios Reales de las Descalzas y la Encarnación", organizada por Patrimonio Nacional y patrocinada por la Fundación Banco de Santander, que podrá visitarse hasta el próximo mes de  marzo. 


La exposición se desarrolla a lo largo de once salas en las que se exponen, siguiendo un orden cronológico,  más de un centenar de obras de arte del Renacimiento y del Barroco relacionadas con la vida religiosa y cortesana del Monasterio de las Descalzas Reales, fundado en el siglo XVI por doña Juana de Portugal -hija de Carlos V- y del Real Monasterio de la Encarnación, fundado por Felipe III y su mujer Margarita de Austria a inicios del siglo XVII. A través de dichos objetos se muestra la riqueza artística que se desplegó en estos dos monasterios y cuyas colecciones han llegado a conservarse en un excepcional estado pero que por su localización eran de difícil acceso y contemplación, por tratarse de espacios con parte de sus instalaciones ocupadas con fines de clausura conventual.

La vida artística, religiosa y política de estos dos monasterios se resume en una serie de obras de arte de excepcionales características como retratos cortesanos, pintura religiosa, tapices, relicarios, esculturas y otros objetos relacionados con destacadas mujeres pertenecientes a la Casa de Austria como Juana de Portugal, María de Austria, sor Margarita de la Cruz, la Infanta Isabel Clara Augenia, sor Ana Dorotea, sor Ana Margarita de Austria y otras. Estas mujeres conformaron en estos dos monasterios una Corte paralela donde pudieron desplegar su poder cerca del Alcázar Real, lugar en el que los reyes de España gobernaron en estos siglos la Monarquía Hispánica. 

La exposición se abre con un cuadro genealógico representando las mujeres de la Casa de Austria que han estado relacionadas con los monasterios de las Descalzas Reales y de la Encarnación y se cierra con la presentación del túmulo de Juana de Portugal ya en el siglo XVIII, monumento nunca expuesto hasta la fecha, que es una muestra de la suntuosidad funeraria de las exequias reales

Más información: