"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

22 de diciembre de 2018

Hace 100 años: la Navidad tras el armisticio de la I Guerra Mundial

La I Guerra Mundial (1914-1918) llegó a su fin tras el armisticio firmado en Compiègne el 11 de noviembre de 1918 entre las potencias aliadas y el Imperio alemán. Tras varios años de hostilidades, muchas familias de los países implicados en la Gran Guerra pudieron volver a reunirse por Navidad gracias a la vuelta a sus hogares de los soldados que habían sido movilizados por la guerra.

Entre el año 1917 y 1918, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de Francia había encargado al pintor, dibujante y grabador, Victor Prouvé (1858-1943), la elaboración de una serie de pósters pedagógicos de carácter patriótico dirigidos a la juventud francesa, para ser colocados y comentados por los profesores en las aulas. Los textos de los paneles fueron realizados, principalmente, por el inspector  André Fontaine.

Los mensajes que transmitían estos pósters hacían alusión a la necesidad de ser pacientes mientras durara la guerra, a los préstamos de dinero para cubrir los gastos de la misma, a los intereses de Alemania en la contienda bélica, a la importancia de las colonias francesas en su participación en el conflicto, al esfuerzo marítimo que estaban realizando las naciones aliadas, el apoyo bélico prestado por Inglaterra, las nacionalidades europeas oprimidas por los alemanes, la paz que deseaba Alemania y los términos en que debía realizarse la misma según los aliados, lecciones sobre la alimentación en la guerra, y la necesidad de cultivar la tierra y fabricar productos útiles para mantenerse y ganar la contienda, entre otros temas.

La juventud francesa se preparaba para celebrar la Navidad, con el póster elaborado para esta ocasión del armisticio, que fue titulado "Noël pour la grande Paix qui vient", obra del reconocido artista francés de art nouveau Victor Prouvé. La figura es un ángel representando la victoria y la paz, rodeada de campanas y coronas de laureles.

Su texto, es como sigue:

"Noël pour la grande Paix qui vient.

Sonnez, les cloches de la Paix;
Sonnez, les cloches de la Gloire;
Ouvre tes ailes, ô Victoire:
Le laurier surgit des cyprês.
Noël! Noël! Paix sur la Terre.
Et silence à jamais, ô cloches de la guerre!

Sonnez à l'infini des temps,
Cloches d'amour, cloches de jois;
Que la voix de nos morts s'éploie 
Parmi vos hymnes éclatants!
Noël! Noël! Paix sur la Terre, 
Et silence à jamais, ô cloches de la guerre!

Pour le Droit, pour la Liberté,
Sonnez, cloches de la Justice:
Voici l'aube réparatrice
Montant du sol ensanglanté!
Noël! Noël! Paix sur la Terre,
Et silence à jamais, ô cloches de la guerre."

                                 André Fontaine.

Con este recuerdo de hace tan solo cien años, quisiera desear a todos los lectores de mi blog una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, y que la Paz nos acompañe siempre.