"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

22 de julio de 2017

Ventura Rodríguez y Madrid en las colecciones municipales


Buenaventura Rodríguez Tizón (1717-1785), conocido como "Ventura Rodríguez" ha pasado a la historia como uno de los principales arquitectos españoles del siglo XVIII. Con ocasión de la celebración del III Centenario de su nacimiento, ha tenido lugar desde el 17 de mayo de este año en el Centro Cultural Conde Duque, de Madrid, una excelente exposición sobre su obra, que será clausurada el próximo 23 de julio.

Ventura Rodríguez comenzó como dibujante, ayudante de Filippo Juvarra en el proyecto de un Real Palacio nuevo para Madrid, desarrollando sus propios proyectos desde 1743. Fue, en dos ocasiones, director de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y también fue nombrado académico de la romana de San Lucas y de la valenciana de San Carlos. En 1764 fue nombrado arquitecto maestro mayor de obras y fuentes del Ayuntamiento de Madrid, y desde 1766 trabajó para el Consejo de Castilla como arquitecto y supervisor de las obras construidas en España a cargo del erario público.

Las obras arquitectónicas de Ventura Rodríguez y su maestría para el dibujo, se muestran en documentos procedentes de las colecciones municipales de Madrid: Archivo de Villa, Museo de Historia, Biblioteca Histórica Municipal y Museo de San Isidro, en una muestra comisariada por los arquitectos Pedro Moleón y Javier Ortega Vidal y por el historiador José Luis Sancho. La muestra se estructura en tres grandes temas: una primera sección dedicada a obras de Ventura Rodríguez para la Corona,  Instituciones y particulares; una segunda dedicada a Ventura Rodríguez como arquitecto y fontanero mayor de la villa y una última sección dedicada al paseo del Prado, su trazado y sus fuentes.

Como arquitecto maestro mayor de Madrid -cargo que ocupó desde 1764-, tuvo como una de sus principales competencias, el realizar informes sobre las solicitudes de licencias municipales de edificación de quienes estaban interesados en construir. A este respecto, es de especial interés en la exposición la primera sección, dedicada a las obras realizadas para la Corona, Instituciones y particulares, donde se muestran, entre otros, dibujos como la planta del palacio del marqués de la Regalía y su fachada principal (1752) y la casa del conde de Polentinos en la calle de Atocha (1774).

Como arquitecto mayor de obras de Madrid, se muestran, también entre muchos otros documentos, el plano de alineación de la casa del marqués de Campo Villar, en la calle de Atocha (1766), el plano de alineación del palacio del duque de Liria y de Berwick (1773) y los de otros personajes destacados de la sociedad madrileña del siglo XVIII.

Más información: