"La cultura es sangre que siempre da alcurnia y nobleza al hombre". P. José María de Arizmendiarrieta.

24 de marzo de 2017

La nobleza reformista e ilustrada en el Madrid de Carlos III. Simbiosis entre nobleza y majeza.


El Instituto de Estudios Madrileños está celebrando entre los meses de diciembre de 2016 y mayo de 2017 un ciclo de conferencias con ocasión de los actos conmemorativos del III centenario del nacimiento de Carlos III, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, cuyo fin es destacar el importante papel que tuvo este rey en el desarrollo de la ciudad y de los reales sitios en los principales aspectos como son los económicos, científicos, religiosos, urbanísticos, artísticos o culturales y cuyos planes fueron llevados a cabo bajo la acción de los ilustrados de la época.

Dentro del programa de conferencias, tuvo lugar ayer en el incomparable marco de la capilla del Museo de Historia de Madrid, donde se está celebrando este ciclo la ilustrativa conferencia impartida por don Luis Regino Mateo del Peral, que entre su extenso curriculum figura como miembro colaborador del Instituto de Estudios Madrileños y Socio de Honor de numerosas entidades culturales. La conferencia contó con gran asistencia de público y se tituló "La nobleza reformista e ilustrada en el Madrid de Carlos III. Simbiosis entre Nobleza y Majeza."

El profesor Mateo del Peral hizo un recorrido por los orígenes de la Ilustración española y sus antecedentes europeos, sus características y sus principales figuras, para pasar a desarrollar este periodo cultural en Madrid bajo la figura del rey Carlos III y el papel de la nobleza a través de los principales ilustrados que participaron en su Gobierno, como fueron Pedro Pablo Abarca de Bolea (conde de Aranda), Pedro Rodríguez Campomanes (conde de Campomanes), Francisco de Cabarrús (conde de Cabarrús), José Moñino y Redondo (conde de Floridablanca), Gaspar Melchor de Jovellanos y por último, Pablo de Olavide y Jáuregui.

La segunda parte de la conferencia trató de la simbiosis que existió durante el periodo de la Ilustración entre nobleza y majeza o el gusto de muchos miembros de la nobleza de la época por identificarse con diferentes tipos populares, que pueden estudiarse a través de figuras representativas de este periodo como la condesa-duquesa de Benavente o la duquesa de Alba y que quedaron reflejados en obras artísticas de pinturas o grabados realizados por artistas de primera línea cuyo principal representante es Francisco de Goya.

Más información en este enlace.